QUÉ PASÓ

Un concejal santafesino se burló de los hinchas de Newell's y amaneció con pintadas en su casa

El concejal de San Lorenzo Marcelo Remondino se excusó en su “desconocimiento” del folcklore del fútbol rosarino luego de subir un video a redes sociales con cargadas a Newell’s, por el que recibió fuertes críticas, amenazas y pintadas en un tapial de su casa. “No tenía noción de lo que iba a generar, hice una huevada, pero no fue de irresponsable”, afirmó.

La defensa del edil se sustentó en esa falta de conocimiento de los códigos y términos propios de la rivalidad entre la Lepra y Central y del fútbol en general. “No tengo nada que ver con el fútbol. Reconozco haberme equivocado y que fue un error, pero no es una irresponsabilidad porque no es irresponsable no saber los códigos de los barra bravas”, argumentó este viernes en De Boca En Boca (Radio 2) tras el revuelo que se armó a partir de la publicación en su cuenta de Instagram.

"Ahora me di cuenta de la tontería que hice al subir el video a una red social, un profesor de la UNR me dijo que me quiere agarrar mano a mano, es una locura. A qué nivel de sociedad estamos llegando, solo dije la palabra frío", agregó.

En dicho video se observaba al edil de la vecina ciudad caminando por los alrededores del Coloso Marcelo Bielsa y hablando a cámara: “Venía caminando y empecé a sentir frío, mucho frío, y ahora me doy cuenta por qué tanto frío”.

Lo llamativo es que Remondino comentó que lo grabó para mandárselo a Rafael Bielsa porque son amigos y “primos del corazón” con la familia del ex canciller de la Nación y hermano de Marcelo y que siempre se hacen “bromas”,  por lo que no se entiende por qué decidió publicarlo en redes sociales.

El posteo en sus redes se inundó de comentarios críticos y de repudio por invitar a la violencia y otros de tono amenazante. “Al principio me decían sin aliento y que no se escuchaban los parlantes, después que me iban a quemar la casa”, contó. Al día siguiente un paredón de su vivienda amaneció con pintadas de Newell’s y frases agresivas hacia su persona.

En la conversación con los periodistas de Radio 2 se mostró sorprendido por las reacciones y la “violencia” desencadenada a partir de sus dichos y pareció no terminar de comprender los niveles de intensidad -muchas veces absolutamente desmedido- que caracteriza al clásico rosarino.

“Imaginate si hubiese puteado, me van a buscar sicarios y me pegan cuatro tiros a mí y a mí familia. En San Lorenzo no se vive la violencia que hay en Rosario”, aseguró.

Comentarios